11 trucos para aparentar que siempre está ocupado

He visto en un blog un tema que me ha parecido muy interesante, y está sacado en última instancia de Scott Adams, creador de Dilbert y todo lo que lo acompaña (tiras cómicas, libros, películas, etc):

  1. Quéjese constantemente de estar “abrumado”. Utilice frases como “estoy hasta el cuello” o “saltando de un fuego al otro” para que su trabajo suene como sexy y peligroso.
  2. Lleve un pedazo de papel a todas partes. Para que sus gestos y lenguaje corporal cobren urgencia, imagine que es algo increiblemente importante, como una orden de ejecución firmada por el gerente.
  3. Nunca limpie su espacio de trabajo. Después de todo, si tuviera tiempo para malgastar, no viviría como un cerdo. De vez en cuando ordene u ojee papeles en su puesto. Simule leerlos con interés y preocupación.
  4. Simule un  lenguaje corporal como si estuviera estresado. Resople de vez en cuando. Rásquese la cabeza. Suelte alguna frase contundente del tipo “¿esto es imposible, no lo saco ni en un millón de años?”. Así evitará que la gente le moleste.
  5. Mandar e-mails parece trabajo. Mande e-mails a sus amigos y familiares con frecuencia.
  6. Si tiene ganas de hablar, en lugar de trabajar, hable con su jefe. Eso cuenta como trabajo, sin importar de qué hablen. El tópico ideal para la conversación es el mal comportamiento laboral de sus compañeros de trabajo. Hay una variante de este último que es: “si su jefe va a tomar café, vaya y aproveche para tomar otro y hablar con él. Hay un punto extra si consigue
  7. Si utiliza gafas, deje unas viejas en su escritorio, como si usted fuera a regresar en unos minutos. Después, váyase a casa.
  8. Deje mensajes de voz a sus compañeros de trabajo a la 1:00 am, aún cuando sólo se haya levantado para ir al baño. Si realmente quiere despertar admiración, déjele un mensaje a su jefe con sus comentarios sobre el anticuado sistema de archivos usado en la empresa, a las 11:30 pm del 31 de Diciembre.
  9. Asegúrese de involucrarse en proyectos incuantificables. Escoja proyectos de consultoría, asesoría y participación. Evite cualquier cosa que tenga una fecha límite fija y cercana.
  10. Aprenda a dormir dando la espalda a la entrada de su espacio de trabajo. Tendrá que practicar evitar que su cabeza caiga de lado, pero vale la pena. Si no lo logra, cómprese un collarín del color de su piel.
  11. Despotrique de su trabajo tanto como pueda. Esto se considera trabajo, aún cuando es divertido. Como en el punto 1, su lenguaje corporal debe acompañar a la expresión oral.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s