La obsesión por el éxito (¿me copias?)

Esta es buena. Estaba yo tratando de recuperarme de un par de semanitas de trabajo asesino y demoledor, cuando veo mi última entrada (“La obsesión por el éxito”).

Inmediatamente después, me pongo a ojear el blog de HBR (Harvard Business Review), donde a veces vienen cosas muy interesantes, y me encuentro con ésto (“Our Unhealthy Obsession with Winning”), un comentario muy acertado en ese blog donde hacen una interesante reflexión de una realidad que cada día se está haciendo más y más patente. Además, este artículo es de ayer, con lo cual, no es que haya rebuscado entre sus miles de entradas hasta encontrar la que yo quería.

Por supuesto, no es que me hayan copiado (qué más quisiera yo), pero es una divertida coincidencia el que se produzca, y que yo la haya detectado así.

El artículo de HBR llega a un interesante punto en el que finalmente aboga por redefinir el éxito mediante 4 puntos:

1. Winners are people who consistently invest effort, persevere, and keep getting better at whatever it is they do — regardless of whether they win anything.

A ver. No se premia la consistencia. Se premia el resultado, cualesquiera que sean los medios, y sin importar que éstos sean lícitos, o no. Tampoco importa si el resultado responde a una iniciativa  personal, o si a nos estamos aprovechando del trabajo o la colaboración de otros sin compartir el mérito.

2. Winners have goals, which provide direction and motivation, but recognize that the ongoing satisfaction comes from the everyday experience of moving towards any given goal.

Uf. Otra reflexión idealista. ¿Son tam importantes los medios como el objetivo? Correcto, pero ¿alquien ahí fuera se lo cree? Peor aún ¿alguien ahí fuera lo aplica?

3. Winners are people who aren’t afraid to lose — and they learn and grow from it. “I missed more than 9000 shots in my career,” says Michael Jordan. “26 times I was trusted to take the game winning shot and missed. I’ve failed over and over and over again in my life. And that is why I succeed.”

Aquí también he de decir que el éxito hoy en día rechaza los fallos y los pequeños fracasos. No se premia a quien falla y aprende la lección y mediante su experiencia aplica renovadamente las mejores prácticas. Se premia a quien no se arriesga, y se premia a quien obtiene resultados (ver puntos 1 y 2) cualesquiera que sean los métodos.

4. Winners use their skills not just to build their own value, but also to add value in the world — to give back and pay forward.

Esto no siempre es así. Pocas compañías o individuos buscan devolver valor en la medida en que construyen el suyo. Es el éxito por el éxito, una entropía que canibaliza los medios y que hace del fin la única recompensa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s