De novato a experto en 10 minutos. Manual de gurupollas.

Esto es una guía de cómo actuar como un auténtico gurupollas, y está inspirada, antes de continuar, en el enlace: “De profesión experto. Manual exprés.” A los que lean el artículo original, les aviso de que como siempre, vais a encontrar contenido claramente distinto al del artículo original (a veces, incluso con opiniones claramente opuestas). Vamos allá.

1. Escoja un tema difícil de verificar.

Si no lo puede crear, únase al último de moda. Asegúrese de que sea algo novedoso y poco conocido, de forma que nadie pueda rebatir sus escasos o inexistentes conocimientos. Cuanta más prisa se de en aparecer como referente en ese tema, más fácil será que sus círculos acaben asumiendo que usted efectivamente forma parte de esa nueva corriente de pensamiento.

2. Invente un concepto y nómbrelo en no más de tres palabras.

Una de ellas debe ser un sustantivo sonoro y contundente de no más de cuatro sílabas. Algo así como burbuja o mariposa. No trate nunca de explicarlo. Ya tratarán los demás de darle sentido. Piense en títulos de libros o películas para inspirarse.

3. Abra un blog y escriba a diario contenidos inspirados, agudos e ingeniosos sobre la materia.

Abuse de términos como sinergias, implementar y proactivo. Trate de incluir espasmódica y sistemáticamente referencias a algún libro famoso del término nuevo. O mejor: diga que participó como co-autor de dicho libro y que está en disputas legales con el autor reclamando sus derechos.

4. Tuittee intensivamente y solicite sin pudor que le retuitteen.

Cree hashtags como si no hubiera un mañana (pero nunca diga “como si no hubiera un mañana”). Retuitee cualquier twit en el que se hable del tema en que quiere venderse como experto. Se trata de que por cansancio, le acaben relacionando con ese tema.

5. Haga circular información sobre su omnipresencia digital.

Cuente a todo Dios las veces que ha sido retuitteado.  Exagere detalles y circunstancias del hecho. Siempre alguien se lo creerá. Hable de los muchos blog que escribe, libros, participación en revistas, foros, etc. Tiene que parecer que de cada 10 palabras que se escriben en internet, usted ha escrito al menos 3… y al menos otras 6 están inspiradas en las suyas.

6. Escriba un libro.

En breve será considerado  “la biblia de …” y usted “el gurú de …”. Esto enlaza con una de mis últimas entradas sobre los gurupollas. Siempre puede pagar a otro para que escriba el libro…o tomar uno existente y afirmar directamente que ¡usted lo pensó primero! Deje caer en los medios sociales que va a tomar medidas legales y represalias contra el autor del libro por robar su idea. Por supuesto, no haga nada de esto en realidad.

7. Hágase con un buen enemigo. Alguien famoso e intelectualmente disfuncional que ponga en duda su teoría.

No le tema, él lo necesita más a usted. Difunda las opiniones contrarias. No hay corriente sin contracorriente. Es la llamada “dicotomía gurupóllica” (ok, me lo acabo de inventar): es cuando dos gurupollas, cada uno se inventa un término opuesto y lo defiende. En lugar de contradecirse, acaban apoyándose y logrando crear dos escuelas de pensamiento opuestas.

8. Adquiera la última versión del Ipad o IPhoney póngalo en cualquier superficie visible durante sus charlas.

Representa solvencia técnica, intelectual y económica. Vincule toda opinión humana o divina al espíritu de Silicon Valley. Si puede, lleve además otros dos o tres móviles de alta gama para apoyar que usted está metido en tantos proyectos que es capaz de necesitarlos.

9. Contrate por un módico precio a un experto anglosajón que le cite con frecuencia … en Inglés.

Mejor aún: pague a alguien en Linkedin para que haga comentarios positivos y exagerados sobre sus cualidades y participación en los proyectos. Asegúrese mencionar que en sus proyectos ha tenido alrededor de 4 o 5 veces más gente a su cargo que en la realidad. Si ha estado en algún proyecto de pasada, diga que usted fue el arquitecto y principal responsable, con todo el resto de gente a su cargo. Difícilmente nadie se lo va a contradecir, y sin embargo impresionará a mucha más gente. Además tiene que parecer que usted escribe inglés con naturalidad. De hecho, debe quedar patente que los principales diccionarios en inglés le piden a usted que los revise y los valide. Usted no es responsable de anglicismos en el castellano, sino de castellanizar la lengua de Shakespeare.

Si te ha gustado, puedes seguir con el artículo original, algo distinto, pero con muchos más pasos para convertirte de novato a experto. Enhorabuena a su autor.

Conforme lo escribía, me asustaba porque me encontraba a mí mismo tentado de usar varios de ellos en  alguna que otra ocasión. En fin. Ya se sabe que el lado oscuro poderoso es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s