Deloitte University

Pues ya hemos vuelto de Texas, y en realidad a pesar de mi entrada anterior, la Deloitte University estaba más propiamente en WestLake, no en Dallas. De hecho, estábamos tan al norte, que el famoso desastre de los tornados en Oklahoma nos afectó y bastante. Pero bueno, eso ya es otra anécdota.

Sobre el evento, he de comentar varias cosas:

  • Formación. El enorme esfuerzo que se hace en las compañías americanas en formación. En este lugar privilegiado no sólo había directores, gerentes y responsables en general (por algo le llaman el Leadership Learning Center), sino que cantidades ingentes de nuevos y jóvenes empleados (auténticos yogurines de apenas 20 o 23 años), llegaban a cientos a este centro formativo.
  • Lujo, belleza y tecnología. Los mejores materiales, un cuidado diseño que hace pensar que estamos en un hotel de cinco estrellas en lugar de un centro formativo, eso sin olvidar que hay un cyber-center donde cualquier cosa que necesitemos, está a nuestra disposición para comprar: iPhones, iPads, portátiles, otros móviles, adaptadores, cables, etc, etc. Wi-fi gratis en todo el complejo, incluyendo la conexión inmediata de los empleados al usar sus portátiles o móviles de empresa.
  • Gourmet ¿Alguien tiene hambre? Es difícil salir de este centro formativo sin unos kilos de más. Salas repletas de comida de todo tipo se reparte por las 5 plantas del complejo de habitaciones. Pensado para los que no tienen tiempo para bajar, o simplemente quieren picar algo sin alejarse de la habitación. Después, los restaurantes con buffet o los múltiples espacios para picar habilitados junto a las salas de formación, hacen que el día se pase sin sentir (salvo en el estómago!).
  • En forma. Para compensar lo anterior, existe un gimnasio gigantesco: DTFit. En este lugar podemos encontrar desde decenas y decenas de máquinas de todo tipo, gran cantidad de actividades diarias programadas para que nadie tenga que aburrirse por su cuenta, hasta un exterior de varias hectáreas de terreno verde con árboles y muy cuidado para facilitar el running. Doy fe: no es extraño ver a la gente corriendo por las distintas pistas, especialmente a primera hora de la mañana o por la tarde.
  • Relax. Un exterior cuidado, con árboles, pistas verdes, zonas ajardinadas con iluminación nocturna, un lago con aves, tortugas, peces…
  • Sostenido. Un equipo de alrededor de 200 personas cuidan y mantienen el complejo: seguridad, camareros, cocineros, jardineros, mantenimiento, dependientes, limpieza, etc.

Así que tras este ajetreo, me pongo a pensar en lo importante que es la formación, y lo importante que es cuidar a los empleados. La mentalidad de que para rendir como los mejores, hay que invertir en nuestros empleados dándoles lo mejor, puede ser chocante. Pero no debería ser así, ¿verdad?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s