El necesario estrés

Hablando el otro día con un compañero de trabajo, me contaba una interesante metáfora.

Había un pescador que pescaba atunes, pero los tiburones diezmaron la pesca. Y para evitar arruinarse, tuvo una gran idea. Decidió crear una piscifactoría, criar los atunes en cautividad, y venderlos para así obtener grandes beneficios. Pronto se dio cuenta de que los atunes no se vendían tanto como él pensaba. El motivo era que tenían demasiada grasa. En cautividad, los atunes se criaban gordos, y no tenían un incentivo que les hiciese hacer ejercicio.

Recordando cómo era la pesca en el mar, pensó que los atunes libres se crian con un sabor perfecto, y hacen mucho ejercicio porque deben sobrevivir. Así que decidió traer un tiburón y soltarlo en la piscifactoría. Pronto, los atunes ganaron en calidad, mejoraron su sabor, y se criaron más sanos y produciendo unas mejores ventas. Incluso considerando las pérdidas producidas por el ataque del tiburón, merecía la pena.

Al final, el motivo era la introducción de un nivel de estrés pequeño, pero suficiente para que los atunes se vieran en la necesidad de sobrevivir, criarse ágiles y sanos.

Al final, la moraleja que comentaba con este compañero es clara: un poco de estrés es bueno. Sin un incentivo, sin la adecuada presión…la gente se relaja. Y demasiada relajación, no nos lleva a los éxitos, ni provoca que la gente se estimule en mejorar su código, su planificación, sus pruebas…

Al final, PON UN POCO DE ESTRES EN TU VIDA. ¿Pero sin pasarse, eh?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s