Habilidades vs títulos

Dilbert-graduate

Hace poco leía un titular de noticias que hablaba sobre la apuesta de Bill Gates por la contratación basada en habilidades y no en títulos. Y una frase saltó en mi cabeza “Por fin!”. Pero no es algo nuevo. Una búsqueda rápida en cualquier buscador con el término “habilidades vs titulación”, ofrecerá cientos de resultados con similar discrepancia.

Sin embargo, viendo los comentarios de la gente ante estas noticias, veo que existe una enorme preocupación. Frases del estilo “¿Dejarías que te operara alguien que no es médico titulado?”, son lapidarias, o pretenden serlo. Hay mucha gente con título universitario que pagó religiosamente por una garantía de empleo basada en el título, una garantía de estar “por encima de los demás” a la hora de ser seleccionado, y a la hora de percibir un sueldo. Una garantía de estar por encima basada puramente en el título, claro, no en el rendimiento profesional o en el valor aportado a la empresa.

Pero la realidad es otra. Las empresas no pagan por títulos. Pagan por gente resolutiva. Y los estudios demuestran que las empresas necesitan habilidades profesionales, no títulos. Eso no significa que el título sea despreciable.

Volviendo a la frase del médico: “¿Dejarías que te operara alguien que no es médico titulado?”, resulta paradójico que si analizamos dicha frase, nos lleva a un sinsentido: un médico no opera. Quien opera es un cirujano, que es un médico especialista que además de la titulación en medicina, debe cumplir una serie de requisitos adicionales, el principal de ellos, una experiencia profesional (el MIR) contrastada en la cirujía concreta de que se trate (ni siquiera todos los cirujanos son iguales). De hecho, en los hospitales encontramos gente trabajando que no es médico, ni siquiera titulados universitarios. Hay enfermeras, auxiliares, bedeles, secretarias, asistentes, etc, etc. Y todos son muy respetables. En una operación, no se presentan 10 personas tituladas superiores y expertas en cirujía.

Cambiando de tema con la ingeniería, en los talleres y las fábricas vemos constantemente cómo los ingenieros recién titulados tienen problemas para llevar a cabo las tareas porque les falta experiencia. Sólo los más veteranos, empleados de toda la vida (normalmente no ingenieros), conocen el negocio, las máquinas, y las soluciones a los problemas. Además, cuentan con conocimientos específicos (otras titulaciones no universitarias) que son de un gran valor para su profesión, y que les permite, con el apoyo de su experiencia, cubrir con soltura las casuísticas del trabajo.

Si revisamos las competencias profesionales más valoradas por las empresas, vemos que tienen poco o nada que ver con titulaciones universitarias: de hecho, la universidad y el expediente académico son los aspectos menos valorados. Y esta afirmación es constante en las empresas y departamentos de selección.

Me recuerda esto el caso de un compañero de trabajo que tuve. No fue a la universidad. No tenía estudios de postgrado. Pero tenía 30 años de experiencia en el sector y muchísimos cursos. Tampoco estudió inglés ni tenía certificado de ninguna escuela de idiomas, pero estoy seguro de que hubiera podido trabajar incluso como traductor si hubiera querido. Y no necesitaba título de inglés: era australiano.

Anuncios

2 thoughts on “Habilidades vs títulos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s