¿Eres un job-hopper?

job-hopperYa llevo unos días oyendo el término de Job-Hopper. La última vez ha sido leyendo un artículo de Forbes.

Después de todo, es un concepto antiguo en nuestra profesión. Pero antes de ir más allá con ello, vamos a ver su definición:

 

Un “job-hopper” es una persona que cambia de empleo con cierta asiduidad. No hay un límite definido, pero al menos 1 vez al año o cada dos años. También se les conoce con otros términos como “salta-empleos”.

Supongo que me estaréis diciendo. “Vale, ¿y qué?”. Pues que tenemos que tener cuidado con estos individuos. Me explicaré.

Estas personas suelen necesitar periódicamente nuevos estímulos, aprender cosas nuevas. Efectivamente, odian el estancarse y el hacer cosas similares todo el tiempo. Necesitan variación, adrenalina, novedad y enriquecer su intelecto con cosas diferentes. Hasta aquí suena bien, ¿no?

Los job hoppers suelen estar vinculados con cualidades negativas como la falta de responsabilidad, compromiso e inmadurez.También se cree que los job hoppers son individuos que carecen de seguridad laboral. Una persona que cambia frecuentemente de trabajo, podríamos pensar que tiene menos posibilidades de convertirse en gerente, ya que este tipo de posiciones exige una conducta de trabajo duro y constante en los empleados. Una desventaja que padecen aquellos que cambian frecuentemente de puestos de trabajo es que no consiguen tener el tiempo suficiente para especializarse en algunos temas.

Sin embargo, en un entorno laboral plagado de Millenials en el que ya no se valora la experiencia…¿a quién le importa? ¿Qué más da si has estado en 1 trabajo durante los últimos 10 años…o 10 trabajos durante los últimos 5 años?

Por desgracia, es más fácil prosperar profesionalmente y ganar cada vez más saltando de empleo en empleo, sin llegar a demostrar nada y dejando atrás los errores para que los arreglen los demás. No se valora el esfuerzo, el pensar a largo plazo y ya no hablemos de la deuda técnica, calidad del código y las buenas prácticas.

Sin embargo, he visto artículos en la red donde a estas personas se les valora positivamente el hecho de haber cambiado de empleo constantemente. De hecho, en entornos profesionales donde se trabaja por proyectos, es donde estas personas encuentran su hábitat natural. De hecho, hay empresas donde conforme se acaba un proyecto de un año…los profesionales empiezan a preguntarse por su futuro laboral, y es aquí donde los job-hoppers encuentran su lugar favorito, ya que no les tiembla al pulso al buscar empleo constantemente, pero especialmente conforme se acerca el final de dichos proyectos.

¿Y tú, eres uno de ellos, o conoces a alguno? ¿Te gustaría trabajar con un job-hopper?

PD: Gracias, Angel Granero por la idea de este post.

Anuncios

4 thoughts on “¿Eres un job-hopper?

  1. Yo, a estos, los suelo llamar los planta-mierdas… Llegan, te lo cagan todo y después de hacer sus destrozos, dejan la mierda para que la arreglemos los que de verdad nos importa el trabajo… No, gracias, que las mierdas se las quede quien las ha parido o a mi no te acerques…

    Me gusta

  2. No estoy de acuerdo con el artículo. Hay miles de razones por las que puedes cambiar de trabajo en poco tiempo varias veces. ¿O es que la culpa siempre la tiene el trabajador? Podríamos plantearnos qué hacen las empresas para no mantener a los empleados durante mucho tiempo… ¿Quizás es que están descontentos?

    Yo he cambiado de trabajo en los últimos años varias veces por diferentes razones y os aseguro que no he dejado ninguna mierda… más bien o me las he encontrado o me las he comido mientras… y me ha importado bastante el trabajo, hasta el punto de no tener vida… por lo que… no hay que generalizar y a lo mejor contrastar 😉

    Me gusta

    • Muchas gracias por leerme y por aportar. Me gusta tu sentido crítico. Yo pretendía realmente criticar el sentido positivo que se está dando a los job-hoppers porque sí. No me lo trago. Como resumen “a alto nivel”, podrías decir que un job-hopper está teniendo una valoración positiva en el mundo empresarial (dejemos de lado los motivos), y ahí es donde no estoy de acuerdo. Efectivamente, hay otros motivos para cambiar frecuentemente de trabajo. Aquí no he pretendo cubrir todas las casuísticas que afectan a un currículo con muchos cambios de trabajo. Aquí diversas webs o blogs te presentarán los casos que les interesen para venderte su opinión (que suele estar asociada a una moda, y por tanto, han de seguirla aunque las justificaciones chirríen).

      Efectivamente, hay quien cambia muchas veces de trabajo, muy a su pesar. Lamento que sea tu caso (por lo que leo entre líneas de tu comentario). Realmente un CV en el que hay mucha movilidad laboral requiere un análisis pormenorizado que el término job-hopper no aborda. Aquí lo que se trata es de que en ciertos ámbitos laborales (y aquí has de prestar atención a la imagen), la gente promociona y sube en su carrera profesional de forma artificial. Por supuesto hay otras variantes: gente que no deja atrás mierdas, sino que realmente promociona en una nueva empresa porque la anterior no les deja brillar….y otras muchas.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s