Sobre iniciativas y proactividad

Dilbert-iniciativa.pngHoy hablaremos sobre las iniciativas y la proactividad. ¿A qué nos referimos con iniciativa? Pues una iniciativa se define como “proposición o idea para iniciar alguna cosa”. Hay otros significados, pero hoy hablaré de este. Es el primer paso de un proyecto, o el punto de partida de alguna acción.

¿Qué problema hay con las iniciativas? Que son muy bonitas, son útiles, pero promover iniciativas es una trampa. Y es una trampa, porque pensemos en el caso de que la persona que propone las iniciativas es la misma persona que debe ejecutarlas y llevarlas a cabo. Pues en ese caso las iniciativas son como pegarse un tiro en el pie: cuantas más ideas propone esa persona, y/o mayores son, más trabajo debe asumir.

Y al contrario, es muy bonito soltar ideas e iniciativas, cuando han de ser otros los que las terminen y lleven a buen término. Después de todo, alguien  lo llevará a cabo. No importa lo ambicioso o complejo de la iniciativa, o incluso no importa si las iniciativas son plausibles o no.

¿Y qué ocurre con la proactividad? Veamos. La proactividad se define como “toma de iniciativa en el desarrollo de acciones creativas y audaces para generar mejoras”. Muy bien, vemos que la proactividad es una medida de las iniciativas que llevamos a cabo.  Por desgracia, la proactividad, se verá bloqueada por el razonamiento anterior de las iniciativas:

Es fácil ser proactivo cuando otros han de llevar a cabo las iniciativas, o cuando éstas son sencillas. Es fácil tener iniciativa. Lo complejo es poder asumir su ejecución.

En un entorno empresarial, se suele premiar la iniciativa o más concretamente, la proactividad de las personas. Sin embargo, no es un buen indicador, ya que las personas que prevean que van a tener que asumir la ejecución de las iniciativas, se van a ver animadas precisamente a no presentar iniciativas.

Por tanto, podemos obtener este interesante corolario:

El tamaño y complejidad de una iniciativa, suele ser inversamente proporcional a nuestra implicación en la realización directa de las mismas.

Claro, a no ser que compenses la desmesurada magnitud de tus iniciativas, con pasión y amor por tu trabajo. Así que si eres de los que pecan de lo primero, asegúrate antes de ir sobrado de lo segundo.

Un muy buen fin de semana a todos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s