La titulitis ha muerto

dilbert-university-mbaDe nuevo, seguimos viendo titulares que insisten en que las grandes multinacionales (en este caso es Google quien se suma al carro de otras como Microsoft, etc.), ya no miran el expediente académico.

¿Para qué sirve pues estudiar? Pues se está perdiendo la noción enquistada y del siglo pasado de que estudiar sirve como garantía para encontrar un buen empleo, para garantizar el éxito en la vida. Al final va a resultar que estudiar, sirve simplemente, para adquirir conocimientos, y no es una garantía exclusiva y universal de un empleo de alta remuneración.

Ya hace tiempo que se habla de ello, y es que la universidad prepara universitarios. Pero las empresas necesitan profesionales.

¿Qué ocurre ahora, al salir de la universidad? Pues que hay que ganarse el pan. Ya no sirve hacer un esfuerzo puntual durante un tiempo para sacarse el título. Ahora cada día es una prueba de aptitud, y se nos pone a prueba en nuevas y cada vez más complejas situaciones: se llama realidad competitiva profesional.

Después de todo, ya hemos hablado en artículos anteriores de los job-hoppers (*), que saltan de empleo en empleo para mejorar su situación laboral. Al contrario, las empresas también nos exigen cada día más un pequeño (y a veces no tan pequeño) esfuerzo de superación, de mejora. Pequeñas batallas que pueden terminar si o si de dos formas:

  • Triunfando, y por tanto, aprendiendo de las buenas prácticas y criterios aplicados.
  • Fallando, pero aprendiendo de qué se aplicó de forma incorrecta, o qué premisas eran inadecuadas para la situación.

Este tipo de corrientes de pensamiento supongo que molestarán a los que llegaron con su carrera universitaria y su MBA pensando que ya no tendrían que esforzarse. Que para ganar dinero basta SER y no HACER. Se les olvida recordar que el cliente paga por lo que recibe de nosotros, no por lo que somos.

Fuente:http://www.elmostrador.cl/noticias/mundo/2016/01/24/google-cambia-su-forma-de-contratar-personal-el-expediente-academico-no-sirve-para-nada/

(*) Como ya me comentaba una lectora en una entrada anterior, el término job-hopper no debe usarse para los que ven forzado su cambio de trabajo de forma constante, sino para los que lo buscan y fuerzan como una medida de garantizar una promoción laboral continua y sostenible.

Próxima parada: ISTQB

Hola, tras tanta certificación de calidad para la empresa, y viendo el éxito que ha tenido la de ITIL a nivel personal, varios compañeros y yo nos estamos certificando en la ISTQB. El objetivo es pasar el examen a principios de año.

¿Qué es eso de la ISTQB? Es una certificación personal, que no caduca, y que tiene varios niveles. En el Foundations, certifica unos conocimientos básicos y suficientes. ISTQB está relacionada con el testing, con las pruebas en el desarrollo de software. Y no sólo está orientado a testers. Todo el mundo involucrado en el desarrollo y en especial testers y gestores deberían conocer al menos el nivel foundations.

Aprovecharé que me estoy preparando yo mismo, para ir comentando aquí algunos conceptos y mi experiencia en la certificación.

Hasta otra.

ITIL – Cómo aprobar el examen Foundations

Hola, hoy me apetece hablar del examen ITIL Foundations, y algunas recomendaciones para facilitar el superarlo y dar una guía y seguridad a los que se presentan a este reto.
Podéis leer en este mismo blog un post con una introducción sobre ITIL.

En primer lugar debo decir que escribo esto desde el punto de vista de mi experiencia personal. A mí me sirvió (superé con un 95% el examen oficial ITIL Foundations). Empecemos:

Y todo esto…¿para qué?

Al superar el examen ITIL Foundations, recibes una certificación que te acredita profesionalmente a tí, como conocedor del marco de servicios y buenas prácticas ITIL.
Profesionalmente, la acreditación ITIL Foundations está entre las más solicitadas. Este enlace, lo presenta en el 9º puesto, al mismo nivel que otras certificaciones mucho más costosas de conseguir desde mi punto de vista.

El examen.

El examen ITIL Foundations, para la edición 2011, está basado en 40 preguntas para las cuales se exige un 65% de acierto (es decir, acertar al menos 26 de esas 40 preguntas).
Para ello, los exámenes se realizan desde centros autorizados, y cualquier búsqueda en Google os dará centros para hacer cursos, normalmente acompañados de un examen final.
Para el examen, nos darán 60 minutos. Yo no fui el primero en entregar mis resultados, y me costó apenas 20 minutos responder a las preguntas. Mi consejo es que hay tiempo más que suficiente. Marcarse un ritmo, no más allá de un minuto por pregunta, de forma que nos quede margen para revisar las respuestas, preguntas que nos hayan quedado sin contestar, etc.
El examen se hace mediante ordenador, que conectado al centro evaluador, te permite hacer las preguntas, revisarlas, controla qué preguntas han sido contestadas, cuáles no…etc.
El idioma del examen: se puede elegir hacerlo en inglés o en castellano. Mi experiencia es que no notarás mucha diferencia. Cuidado con las traducciones de los exámenes que encontrarás por internet, porque muchos conceptos estamos acostumbrados a escucharlos en inglés, y la traducción se nos puede hacer extraña. Los de habla hispana encontrarán muy diferentes traducciones en función de la nacionalidad, así que cuidado. En mi caso, he llegado a dudar en preguntas solamente por leerlas en español (la traducción no era del todo afortunada).

Las preguntas.

Las preguntas son de tipo test, y son realmente sencillas si has estudiado. No tiene mucho misterio. Yo recomiendo hacer el curso de preparación que suele anteceder a los exámenes en los centros oficiales. Yo en mi grupo de estudio, detecté que simplemente atendiendo al curso y estudiando un poco en los 4 días de curso, era suficiente para superar todos los test de prueba que hicimos el último día.

El material de preparación.

Recomiendo hacerse con:

  • Un buen libro o material de estudio, normalmente facilitado en el curso oficial. Sólo si no tienes el anterior, me plantearía comprarme un libro. Para el que ya tenga el material de presentación del curso, le será de rara utilidad comprar un libro aparte.
  • Un buen paquete de test de exámenes. Intenta que no estén marcadas las respuestas. Normalmente los harás N veces antes de presentarte al examen final.

Dónde prepararse.

Buscando en google, encontrarás centros formativos. Yo estuve bastante contento de la formación que recibí durante 4 días, a unas 5 horas al día.
Si prefieres la autoformación, hay muy buenos libros en el mercado.
También, encontrarás en internet gran cantidad de exámenes en inglés y español. Luego os hablaré de ellos.
Yo lo digo por activa y por pasiva en este blog: yo no vendo, así que no esperéis que os venda un libro o una empresa certificadora. Yo tampoco me dedico a esto, no estoy en este blog para vender. Usad internet, basta poner ITIL en el buscador, Empresa Certificadora, etc.

Cómo prepararse.

Mi plan de trabajo fue el siguiente:

  1. Asistir a un curso oficial
  2. Hacer test de certificación
  3. Recopilar las preguntas en que había fallado, y estudiarlas/razonarlas revisando de nuevo todo el material, de forma que me quedara claro la respuesta buena, y no la que yo erróneamente había escogido.
  4. Repaso de teoría. Usar un resumen/esquema.
  5. Volver al punto 3 hasta que la puntuación obtenida en los test mejorara sustancialmente hasta el 80% al menos.
  6. El día antes del examen, hice un buen repaso de todas las preguntas en las que en algún momento había fallado (y que luego había razonado/estudiado la respuesta).

Que no se le ocurra a nadie ponerse a hacer tests sin haber estudiado a conciencia, o haber recibido un curso intensivo y completo. Ese es uno de los peores errores, porque aunque no hay preguntas trampa, sí lo pueden parecer al neófito.

Si el examen se hace al terminar un curso, mi consejo es estudiar todos los días al menos 2h aparte del tiempo dedicado al curso.

Si como me ocurrió a mí, pasa mucho tiempo desde el curso hasta el examen, tómate al menos una (o mejor dos) semana(s) dedicando entre 1 y 2 horas al día. Habrá quien le baste con menos…tú mismo.

Consejos.

Aquí van algunos consejos, obtenidos tanto de mi experiencia personal, como de otras personas que hicieron el examen y tuvieron a bien compartir esto conmigo:

  • No es nada complicado. Es más importante calidad que cantidad al estudiar.
  • Concentración. Es bastante teórico, por lo que merece la pena un ambiente silencioso y estar centrado. Los conceptos pueden parecer liosos a quien está fuera del ámbito de la prestación de Servicios IT.
  • Una o dos tilas antes del examen, vienen bien 😉
  • No te fies de los exámenes de test que verás por internet. Revisa toda las preguntas contrastando el material teórico que tengas (libros).
  • Cuidado con la versión de los exámenes. Internet tiene mucha información (demasiada), y está mal clasificada, y mal presentada.
  • Piensa que todo el material anterior a 2011 (y gran parte del de 2011), es anterior sí o sí a la última versión de ITIL. Además, por mi experiencia, mucho material presentado como de 2012 también está obsoleto. Los tests de versiones anteriores de ITIL no es que contradigan el ITIL 2011, sino que simplemente no están en el temario o pueden enfocarse de forma ligeramente distinta. Te harán perder tiempo.
  • Mientras se estudia el temario, e incluso durante el mismo curso, hazte un esquema. Algo que parece imposible al principio (como identificar a qué área de procesos ITIL pertenece cada proceso individual), acaba siendo natural tras N repasos del esquema.
  • No te agobies con descargar libros y libros de internet. Utiliza un solo material, preferiblemente en el mismo idioma en que te vayas a examinar (inglés o español). Es decir, que si ya te dieron material en el curso, céntrate en él y no pierdas tiempo en N libros que sólo te van a distraer.

Mucha suerte, si te animas a certificarte.

ITIL – Introducción

Tenía bastante abandonado el blog. Es lo que tiene estar en plena certificación CMMI nivel 3 y alguna cosa más. Es lo que tiene, que no te aburres.

Como tenía pocas cosas en marcha, me he certificado recientemente en ITIL Foundations, y ya tengo el certificado en mi poder.

Aprovecho un momento de no-descanso, y haré una breve introducción a ITIL. Me sorprende ver cómo hay mucha confusión en estos marcos de trabajo. Empecemos.

¿Qué es ITIL?

Es un conjunto de buenas prácticas para la gestión de los servicios que prestan las tecnologías de la información. Es decir, ITIL no es una metodología, como mucha gente tiende a llamar.

ITIL son las siglas de “Information Technology Infrastructure Library”, una biblioteca de infraestructura para las tecnologías de la información.
Está pensada para ayudar a definir cómo trabajar en una empresa que preste servicios TI: software, hardware, consultoría…servicios IT en general.

ITIL se creó en los años 80, y a día de hoy es uno de los estándares más conocidos para la gestión de servicios IT.

La última versión de ITIL, no es la v3, aunque es la versión más popular. La última versión es la Edición 2011, que es una revisión de la v3 (no debía parecer interesante llamarla v3.1, ni v4).

¿Qué contiene ITIL?

ITIL no es una novela, y sin embargo consiste en 5 libros. Estos 5 libros definen la infraestructura de ITIL. Los títulos de esos 5 libros:

  • Estrategia del Servicio.
  • Diseño del Servicio.
  • Transición del servicio.
  • Operación del Servicio.
  • Mejora continua del Servicio.

¿Qué es la certificación ITIL?

Hay una serie de certificaciones relacionadas con ITIL. Son certificaciones a nivel personal. Es decir, se supera un examen y se obtiene una acreditación. Pero no existe una acreditación ITIL para empresas. Para ello, existe un equivalente en la ISO 20000, que acredita empresas en un marco similar a ITIL (y que por contra, no tiene una acreditación para personas que pueda obtenerse con un examen).

Hay varios niveles. El nivel “Foundations” es el nivel más básico, y puede obtenerse mediante un examen de 40 preguntas tipo test en alguno de los centros oficiales acreditados. Existen niveles intermedios, y un nivel avanzado. Los distintos niveles, por encima del “Foundations”, se logran aprobando exámenes que proporcionan créditos o puntos, distintos según el tipo de examen. Con suficientes puntos, se obtienen las distintas acreditaciones de forma incremental. En realidad, lograr las acreditaciones superiores es algo más complicado, pero no entraremos hoy en ello.

La certificación ITIL Foundations no es cara (de hecho, me parece uno de los certificados más baratos, para el nivel de demanda que tiene).

Para aprobar la certificación ITIL Foundations, es suficiente con estudiar por tu cuenta, aunque recomiendo los cursos de 3 o 4 días que suelen ir acompañados del derecho a realizar un examen. Si quieres trucos, recomendaciones, o un mayor detalle de ITIL, o cómo aplicarlo en tu empresa…lo dejaremos para un próximo post.

Otras entradas relacionadas en este Blog:

ITIL – Cómo aprobar el examen Foundations

–Update 19/02/2014: corregida una errata. Aclarar que ITIL NO certifica empresas sino personas. Para empresas está la ISO 20000. Disculpad el gazapo.

SEPG North America 2013

Hoy he recibido un correo de notificación del CMMI Institute, recordando la celebración de un interesante evento que tendrá lugar en Pittsburg el próximo 1 y 2 de Octubre de 2013. Nada menos que el SEPG North America 2013, un evento anual (bueno, vale, hay otros similares en Europa y Asia, también anuales), donde se tratarán temas candentes y de actualidad como por ejemplo:
– Kanban y CMMi
– Flexibilidad Agile: cómo CMMi hará que Agile sobreviva y se fortalezca.
– Implementación ágil de CMMi
– Métricas.
– Desarrollo de Software seguro con Secure by Design for CMMI-DEV
– Microsoft IT Data Management Maturity
…y más.

Me parece muy interesante el esfuerzo por simplificar y acercar CMMI al movimiento ágil, y en general, al resto de iniciativas y tendencias actuales en el desarrollo de software. Espero que sean muy interesantes, y aunque no creo que esté presente, espero poder acceder al material de los eventos y poder estudiarlos. Algunas de las conferencias prometen bastante.

Aunque ya os he puesto más arriba el enlace principal al evento, os adjunto otro par de enlaces directos a:
– Agenda: Conferencias y ponentes.
– Acerca de: ¿Qué son las conferencias SEPG?

ISO 20.000 – Introducción

Recientemente me han preguntado por la ISO 20.000, y me he visto obligado a revisarla y explorar sus posibilidades. Hoy voy a presentar una introducción, que espero ampliar en próximos posts.

La ISO 20.000 es una norma muy vinculada al estándar ITIL. Ambas tratan sobre la administración de servicios de TI en una organización, independientemente de su tamaño o rama de la industria.

En el caso de aplicarla a las áreas de Tecnología de Información y Sistemas (TI), está orientada a:

  • Definición y operación de servicios
  • Formalización de ANS (Acuerdos de Nivel de Servicio) con clientes
  • Definición de modelos de costes

Los proyectos relacionados con la implementación de ITIL e ISO 20.000 se consideran una inversión de “mejora continua” en las organizaciones, y permiten obtener métricas de cara a evaluar la efectividad de los servicios que brindan las áreas de TI.

Tomando como referencia ITIL, el Instituto Británico de Estándares (BSI) definió la norma BS 15000, a partir de la cual, posteriormente se definió la ISO/IEC 20000:2005.

Al igual que otros estándares ISO, consta de dos partes:

  • la primera, que es obligatoria y certificable (se puede evaluar el cumplimiento con el estándar)
  • la segunda, que es un conjunto de sugerencias sobre la primera parte.

Ventajas de la ISO 20.000:

  • Orientación a alinear los servicios de TI con los requisitos de negocio.
  • Establece procesos de mejora continua de la calidad en la gestión de los servicios de TI tanto a clientes internos como externos de la compañía.
  • Identificación de los niveles de servicio (ANS) solicitados a TI.
  • Posibilidad de comparar los costes de TI (benchmarking) con estándares.
  • Posibilidad de certificar a la empresa, además de a los empleados (al contrario que con ITIL, que sólo certifica a personas).
  • Permite aprovechar los esfuerzos ya realizados en la certificáción de otra norma ISO, ya que el marco de administración del estándar se aprovecha al 100%.
  • Los proveedores de servicios de TI responden mejor a los servicios regidos por aspectos comerciales que a los impulsados por la tecnología.
  • Los proveedores de servicios externos pueden utilizar la certificación como elemento diferencial y ampliar el negocio, ya que ésta se está convirtiendo cada vez más en un requisito contractual.
  • Ofrece la posibilidad de seleccionar y gestionar a los proveedores de servicios externos con mayor eficacia.

La ISO 20.000 está dividia en secciones que agrupan los requisitos organizativos:

  • Requisitos para la gestión de un sistema.
  • Implantación y planificación de Gestión de Servicios.
  • Planificación e implantación de servicios nuevos o modificados.
  • Procesos del servicio de entrega.
  • Procesos relacionales.
  • Procesos de control.
  • Procesos de emisión.

Certificaciones Profesionales

Esta entrada la he creado a raíz de un comentario que he recibido en otra entrada anterior. Allí, un lector me preguntaba sobre las certificaciones de software. En concreto, me preguntaba además por la certificación ISQTB.

Un excelente estudio sobre las distintas certificaciones y su utilidad o necesidad, puede encontrarse en este post del blog de Javier Garzás.

He de decir que aunque este estudio me ha parecido un buen trabajo, los resultados desde mi punto de vista se desmerecen porque faltan datos. Es una buena idea tratar de obtener tendencias, pero con tan sólo dos valores es muy complejo tratar de analizar la verdadera situación del mercado en cuanto a estas certificaciones. Animo al autor a continuar con el estudio para ver la evolución de esas certificaciones a largo plazo.

Hay que considerar, que las certificaciones son muy específicas del perfil o rol del profesional. Por ejemplo, no son significativas las certificaciones en gestión para un tester o programador, lo mismo que la certificación ISQTB puede aportar escaso valor a un jefe de proyecto. Es por eso que las certificaciones están asociadas a los roles:

Otro punto a destacar es que las certificaciones no siempre terminan de cuajar. Por muy bueno que sea el nivel exigido, es más importante el prestigio o grado de aceptación en el mercado (número de empresas que los solicitan). Por desgracia, hay acreditaciones muy buenas como TMAP que no terminan de cuajar en su ámbito.

Esto me recuerda al típico problema del mercado: VHS vs BETAMAX; HD DVD vs BlueRay… y así unos cuantos. Al final, es posible que te gastes un dinero en una certificación, y que luego ésta no termine de tener el prestigio de otra cualquiera. Y se trata de una importante inversión en tiempo y dinero.

Hay otra consideración, y es que las certificaciones o bien “caducan”, o bien son reemplazadas por otras versiones que las convierten en obsoletas. Es el caso de CMM, que se vio reemplazado por CMMi.

Para terminar de complicar la cosa, en algunos países se crean certificaciones o acreditaciones profesionales de ámbito local (como es el caso de CFCP en Mexico). Eso dificulta la decisión de las personas, que se encuentran entre la duda de certificarse en una cosa u otra. Además, las certificaciones que se presentan al mercado, no suelen cubrir de forma unívoca una acreditación existente, sino que suelen añadir o eliminar elementos de forma que una, no cubre el 100% de otra. Esto no quiere decir que las certificaciones estén mal pensadas o diseñadas, no quiero decir eso. Simplemente, no todas tienen el mismo marco de referencia (áreas de conocimiento o experiencia acreditadas), no tienen el mismo alcance (nacional, internacional), y tampoco tienen el mismo prestigio. Hasta aquí, ya tenemos 3 dimensiones a considerar.

Si a todo esto, añadimos lo que Javier Garzás trataba de identificar en su estudio (la evolución del prestigio o necesidad del mercado de esas acreditaciones a lo largo del tiempo), vemos que la decisión es complicada: ¡4 dimensiones!

  • Ámbito
  • Alcance
  • Prestigio
  • Evolución temporal

En concreto, y ya terminando de responder a mi lector en su comentario, diré que la ISQTB me parece una excelente certificación. Yo personalmente la veo solicitada en múltiples ofertas, y particularmente creo necesario que la gente dedicada al testing, tenga una formación específica. No por programar mejor o peor, se tienen porqué adquirir los skills relacionados con las pruebas. La de TMAP, apenas la veo en ofertas a día de hoy, por ejemplo (y quizás es tan exigente o más que la de ISQTB, lo ignoro).

En una entrada anterior (“¿Hace falta que un tester sepa programar?”), comentaba esto mismo.

Además, hemos de notar que nuestro lector se identifica como “Senior QA”, de lo que deduzco que tiene experiencia más que suficiente en el ámbito de las pruebas. ¿Qué valor le puede aportar tener una acreditación en esa área para la que ya tiene experiencia? ¿Le aportaría más valor otra acreditación relacionada con el siguiente escalón en su carrera profesional? Este es otro punto a valorar, ya que me suelo encontrar con situaciones en las que tengo dos tipos de profesionales:

  • Amplísima experiencia, pero ninguna acreditación concreta para el área profesional.
  • Una o varias acreditaciones / certificaciones, pero escasa experiencia.

¿A quién contratarían ustedes? ¿En quién confiarían más? En concreto la ISQTB me parece estupenda, pero un señor con 3 o 4 años de experiencia en pruebas usando prestigiosas herramientas como HP Quality Center o cualquier otra marca, me merece también muchísima confianza (¿quizá más?).

Por hoy, creo que hemos dado suficientes vueltas a un tema, que veo que tiene muchas ramificaciones. Ya seguiremos otro día.